Guardar

Artículos

Importancia de una buena limpieza facial

La guía de L’OREAL Paris para limpiar correctamente tu rostro

Sin importar lo buena que seas con el maquillaje, es imposible tener una piel sana y hermosa si es que está llena de impurezas y maltratada.

El cuidado de la piel es importantísimo para siempre lucir radiante, y uno de los pasos más importantes de este régimen es la limpieza facial diaria.

Así tomes una ducha todos los días puede que no limpies correctamente el rostro.

La limpieza facial, es mucho más que solo salpicar agua a nuestro rostro, debemos utilizar los productos correctos para poder eliminar todos los residuos del maquillaje, polvo, bacterias, grasa facial, y células muertas.

Beneficios de una correcta limpieza facial

El principal beneficio de la limpieza es eliminar todas las impurezas que mencionamos antes, así evitarás que tus poros se bloqueen y prevendrás el acné y los odiados puntos negros.

Todos los productos que apliques sobre una piel limpia penetrarán de manera más profunda.

La limpieza facial diaria, también promueve que nuestra piel siempre esté hidratada y renueve sus células, además tus poros siempre se verán más pequeños y evitarás la producción excesiva de aceites.

¿Qué paso debes seguir?

Estos son los pasos que debes seguir para limpiar tu rostro adecuadamente:

1. Identifica que tipo de piel tienes: para elegir mejor los productos que utilizarás primero debes averiguar si tienes piel grasa, seca o normal.

2. ¡Desmaquíllate! Por ninguna razón debes irte a dormir con el maquillaje puesto, esto bloquea tus poros y es muy probable que te salga alguna espinilla. Como algunos productos de maquillaje son a prueba de agua, te recomendamos que te retires el maquillaje primero con toallitas desmaquillantes.

3. El limpiador facial: Con agua templada para no dañar tu piel, utiliza un gel limpiador o un jabón especial para el rostro que no secará tu cara, haciendo movimientos circulares.

4. Tonifica: Remoja un algodón en la loción tonificante y pásalo por todo tu rostro, con este paso te asegurarás que no quede ninguna impureza y dejarás tu cara más radiante.

5. Hidrata: El último paso será hidratar tu piel con una buena crema, esto le devolverá los ingredientes nutritivos y creara una barrera sobre tu rostro.

¡Y terminaste! ahora no olvides siempre lavar tu rostro en las noches y en las mañanas, disfruta tu piel sana y radiante.

We'd welcome your feedback!

Thank you for visiting our website. You have been selected to participate in a brief customer satisfaction survey to let us know how we can improve your experience.

The survey is designed to measure your entire experience, please look for it at the conclusion of your visit.